Paredón de las Manos en Cerro Castillo, Monumento Nacional

Autor: Cooperativa

«Es el sitio más visitado de la región y simboliza toda la prehistoria», destacó el arqueólogo Francisco Mena.
Ubicado en la comuna de Villa Cerro Castillo, exhibe huellas dejadas por la antigua población tehuelche.

Con la participación de vecinos y autoridades se inauguró en la Villa Cerro Castillo, Región de Aysén, la nueva infraestructura para visitantes del Monumento Nacional Paredón de las Manos.

Foto: Municipalidad Río Ibáñez

La iniciativa de la Municipalidad de Río Ibáñez contó con financiamiento del Gobierno Regional de Aysén a través del Fondo Regional de Inversión Local.

El proyecto busca mejorar el trayecto hacia el sitio arqueológico con señaléticas desde la Carretera Austral, portal de acceso, sendero interpretativo y miradores.

«Este sitio está en materia de conservación y presta, además, un importante aporte al desarrollo económico local. Hoy día, mediante esta infraestructura, lo que pretendemos también es elevar la calidad de estos atractivos, ya que, afortunadamente, somos bendecidos con tener más de 80 sitios arqueológicos», dijo el alcalde de Río Ibañéz, Marcelo Santana Vargas.

El sitio más visitado de la región

El Paredón de las Manos, con una extensión de 35 metros, es un sitio de gran atractivo turístico, que permite acercarse a las huellas que dejaron los tehuelches.

«Esto debiese ser una verdadera señal para que la gente valore más su patrimonio. En ese sentido, yo creo que ésta es una gran obra, porque es el sitio más visitado de la región, entonces, de alguna manera, simboliza toda la prehistoria. A través de este sitio podemos hacer que -sobre todo los niños y visitantes- vayan teniendo más conciencia y más sensibilidad hacia el pasado» comentó el arqueólogo Francisco Mena, del Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP).

En términos generales, el proyecto incluyó la construcción de un portal de acceso para el cobro de las entradas, dos miradores y ocho paneles interpretativos que hablan del contexto natural e histórico del sitio. Además, contempla una silla de senderismo Joelette, que permite un acceso universal al sitio.

«Me emociona pensar cuando conocí los sitios y poder hoy poder contárselo a la gente, a los niños. Cómo logré conocer el arte rupestre y como logré que los arqueólogos llegaran a mi casa, y ser el guía por casi 40 años, entregándoles la información, y hoy seguir siendo guía y conocedor de este arte, me encanta» sostuvo el guía local, Nibaldo Calderón.

Entre los principales objetivos que se plantean con esta nueva infraestructura está exponer de forma adecuada la información correspondiente al sitio arqueológico y su entorno y resguardar las evidencias arqueológicas relacionadas directamente con el patrimonio del área.

 
FUENTE: Cooperativa | Publicado el 31/05/19
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL

 
 

Facebook