Reserva Río Simpson un hogar del Huemul

Autor: CONAF

Uno de los lugares donde se le puede encontrar es la Reserva Río Simpson, en Carretera Austral, donde hasta ahora se han observado ocho ejemplares, esperándose que a futuro esta población pueda incrementarse.

El respetar las reglas de seguridad, que comprenden el registro de ingreso y salida para las excursiones y ascensos a la montaña, respetar los senderos, retirar y disponer de su basura, como también el no llevar mascotas y no realizar ninguna acción que pueda contaminar el agua o degradar el bosque y vegetación de la zona, son las medidas que se están trabajando en el área de protección Cerro Huemules de la Reserva Nacional Río Simpson, con el objetivo central de resguardar especialmente los huemules existentes en esa zona de la reserva.

Así lo destacó el guardaparques de este sector, Luis Montecinos, quien resaltó que esta área de protección ha permitido mantener parte del hábitat del huemul (Hippocamelus bisulcus), que se vio alterado luego de la tala de bosque en la zona y la instalación de vecinos aledaños, donde uno de los mayores problemas han sido los perros que han acosado a algunos ejemplares de esta especie emblemática en el país.

“Actualmente tenemos el avistamiento de unos 8 huemules, pero estamos trabajando en manejo de la vegetación y también hacia la comunidad aledaña, especialmente en el control de sus perros, para que así los huemules tengan un mayor espacio y ocupen, por ejemplo, la zona media del cerro Huemules”, detalló Luis Montecinos.

Otro de los aspectos que indicó es que esta zona de la Reserva Nacional Río Simpson, ubicada a 16 kilómetros al suroeste de Coyhaique, cuenta con muy buenos senderos, tanto en el cerro Cordillerano como en la ladera norte del cerro Huemules, pero que se recomienda hacer las consultas para visitarlo en la oficina de CONAF en Coyhaique, debido a que por razones climáticas o cambios de turno del guardaparque puede determinarse el cierre, actualmente el horario de esta área silvestre protegida es de 8:30 horas hasta las 17:30 horas.

En este sector se trabaja con cámaras trampas, dando así seguridad al visitante y además de monitorear gran parte de los senderos con esta moderna tecnología incrementando la vigilancia de los objetos de conservación que posee esta área, conociendo más en relación con la conducta de la avifauna y detectar posibles amenazas para el ecosistema y los visitantes.

Además, una de las mayores recomendaciones, es que de avistar huemules, se solicita el no molestarlos y seguirlos, por el contrario, mantenerse quietos y observarlos desde lejos, tratando de no recorrer las mismas sendas que ellos.

 
FUENTE: CONAF | Publicado el 26/10/18
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL

 
 

Comenta en Facebook

Facebook