Acceso universal en Reserva Coyhaique

Autor: CONAF

CONAF impulsa Senderismo Sin Límites en Reserva Nacional Coyhaique Junto a Teletón y empresa Karu Rupu, probaron monociclo o silla Joulette, que permite a personas con discapacidad motriz y sensorial recorrer senderos rústicos.

El lograr que personas con discapacidad motriz y sensorial vivan una experiencia de contacto y recorrido por los senderos y parajes de la Reserva Nacional Coyhaique, es lo que impulsa la Corporación Nacional Forestal (CONAF), junto a Teletón y la empresa Karu Rupu, al utilizar los monociclos Joulette o “Julieta”, como fueron bautizados en Chile.

Estos monociclos, que tal como lo dice su nombre, poseen una sola rueda, y permite que personas que no pueden movilizarse solas o sin el uso de sillas de ruedas, sean transportadas por senderos rústicos por dos personas-guías, una en la parte delantera y otra en la trasera, para que puedan disfrutar de la belleza en estas áreas protegidas.

Esta acción está vinculada con el proyecto de Senderismo Sin Límites, que actualmente se realiza en la Región Metropolitana, específicamente en la Reserva Nacional Río Clarillo, entre CONAF y fundaciones de personas con discapacidad motriz y sensorial, utilizando monociclos fabricados en Chile.

En el caso de la actividad realizada en la Reserva Nacional Coyhaique, Sebastián Rojas, de la empresa Karu Rupu, y propietario del monociclo, explicó que “estamos trabajando en turismo inclusivo y ahora estamos en marcha blanca. Queremos que todas las personas tengan la oportunidad de conocer nuestros parques y reservas nacionales, y monumentos naturales. Por ello hicimos la prueba con la Joulette en el sendero El Chucao de la Reserva Nacional Coyhaique”.

En este mismo sentido, el jefe provincial de CONAF Coyhaique, Patricio Poblete, destacó que “se está impulsando la accesibilidad universal, donde, por ejemplo, ya tenemos a nivel nacional 38 áreas protegidas con senderos y servicios para personas con discapacidad. A nivel regional cuatro de nuestras unidades ya cuentan con estos servicios. Pero ahora estamos impulsando esta nueva posibilidad, en que gracias a este monociclo, personas con discapacidad motriz puedan disfrutar de los senderos y espacios como cualquier visitante”.

Uno de los aspectos importantes en esta acción, es que quienes colaboran en accionar la silla Joulette deben estar entrenados y capacitados, especialmente en medidas de seguridad que deben respetarse. En este caso, quienes recibieron esta capacitación fueron las y los guardaparques de la Reserva Nacional Coyhaique, tal como lo destaca Mireya Azócar, guardaparques de esta unidad, resaltando que “estas instancias nos enorgullecen, ya que somos pioneros desde el año 2009, cuando comenzamos con la inclusión, logrando el 2012 inaugurar nuestro primer sendero con acceso inclusivo universal. Hoy una vez más aportamos significativamente, participando con la prueba de esta silla”.

Con esta marcha blanca se espera que en un futuro cercano se pueda incorporar esta actividad, bajo la modalidad de convenio, para desarrollar programas inclusivos de educación ambiental y recreación en áreas silvestres protegidas, dirigidas a personas con movilidad reducida o discapacidad motriz, quienes ya disfrutan del sendero de accesibilidad universal existente en esta reserva, en el sector de Laguna Verde.

 
FUENTE: CONAF | Publicado el 07/10/18
 

CLUB DE AMIGOS DE CARRETERA AUSTRAL

 
 

Comenta en Facebook

Facebook